Duración: 1h 45 min

Todos los sábados y domingos


Visitas diarias a las 11:30. Durante la visita se proporcionará una radioguía a cada asistente. De esta forma, el guía habla mediante un micrófono y el visitante escucha en su receptor las indicaciones, pudiendo moverse libremente por el entorno sin necesidad de estar a poca distancia del guía.

Recorrido por el Casco Histórico a pie por las calles peatonales para llegar a la Catedral, donde contemplaremos y comentaremos detenidamente como se llevaba a cabo la elaboración de sus famosas vidrieras medievales, las diferentes técnicas que existían hace 700 años y el significado que tienen en el pensamiento del hombre durante la Edad Media. Hoy en día han sido objeto de una minuciosa restauración, de la que también hablaremos,  que le han devuelto todo su color y esplendor que tuvieron en el pasado.

Continuamos el paseo para acercarnos a la Casa Botines obra del arquitecto catalán Antonio Gaudí. Al lado se encuentra  la Casa Botines obra del arquitecto catalán Antonio Gaudí, que por su peculiar arquitectura atrae las miradas de cuantos se acercan a esta plaza.

Muy cerca se encuentra el Palacio de los Guzmanes es la mejor muestra de arquitectura civil renacentista que se conserva en León, hoy sede de la Diputación Provincial y fue construido por los descendientes del héroe Alonso Pérez de Guzmán, el bueno. Este Palacio fue construido por el mejor arquitecto del momento Rodrigo Gil de Hontañón y su discípulo Juan del Ribero Rada, un palacio renacentista en el que destaca su patio realizado a la manera de los palacios italianos de la época.

Continuamos la visita para llegar hasta la Real Colegiata de San Isidoro construida en estilo románico por la monarquía leonesa. Es el conjunto más importante del románico español por su historia, arquitectura, escultura, pintura, piezas suntuarias y libros de incalculable valor. En su claustro en el año 1188 se reunieron las primeras cortes en las que por primera vez participó el pueblo, por lo que León tiene el orgullo de ser la cuna del parlamentarismo.

Continuamos nuestra ruta en el Parador Nacional de San Marcos uno de los hoteles monumentales más extraordinarios del viejo continente. Su construcción, junto al puente que atraviesa el río Bernesga, a las afueras de León, se inició en el siglo XVI con el objetivo de albergar la sede principal de la Orden Militar de Santiago en el oeste de la Península. La obra fue financiada por el rey Fernando el Católico.

En su fachada labrada, en el claustro y en la iglesia trabajaron algunos de los arquitectos y escultores más prestigiosos del momento. Sus gruesos muros encierran importantes episodios de nuestra historia, albergaron capítulos de la Orden o confinamientos ilustres como el de Quevedo. Conoceremos su iglesia y la sacristía realizada por el mejor arquitecto de ese momento Juan de Badajoz el Mozo.

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, también conocido por sus siglas MUSAC, su colección y sus exposiciones y actividades están fundamentalmente dirigidas a abarcar el arte actual en sus diferentes manifestaciones. Fue abierto al público en el año 2005, tiene su sede en un edificio de nueva planta, obra del estudio madrileño Mansilla y Tuñón Arquitectos, que ha merecido un gran reconocimiento internacional con la concesión, en el año 2007, del Premio Mies van der Rohe de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea, además de la participación en certámenes y exposiciones desarrolladas por centros de reconocido prestigio mundial.

En el centro de León, en la Plaza de Santo Domingo, se encuentra el Museo de León donde conoceremos las colecciones de arte, pintura, escultura, etnografía, numismática… un recorrido por la provincia a través de sus salas.

Después de la comida visitamos otras calles y espacios de interés como las calles y plazas por donde pasa el Camino de Santiago, el Barrio Romántico o el Barrio Húmedo. La Plaza Mayor es un ejemplo de la arquitectura civil del siglo XVII y donde aún se celebran las procesiones más representativas de la Semana Santa. La Plaza de San Martín, que antiguamente era llamada de las tiendas, donde hoy se encuentra la Casa de las Carnicerías. Todas estás calles llevan el nombre de antiguos oficios; cordelería, azabachería, zapaterías… en clara alusión a los gremios medievales. La Plaza del Grano es sin duda la más bella de las plazas de León, llamada así por los leoneses, recordando que en ella se vendía el cereal.